martes, 6 de noviembre de 2012

Un breve homenaje a Zeferino Nandayapa

Zeferino Nandayapa es sinónimo de humildad y dedicación por el arte. Músico y virtuoso de la marimba se forma entre los más grandes compositores y músicos de México, pero tiene una fuerte raíz en lo popular, sin embargo llega a ser descubierto en los 60s por los grandes musicos clásicos de escuela mexicanos, uno de ellos el maestro Carlos Chaves quién le reconoció su gran valor artístico en su tiempo.
Sus hijos y sobrinos continuaron la labor artística de construir, afinar y tocar marimbas. A Zeferino y a sus hijos se debe en buena parte que este instrumento sea reconocido en salas de conciertos y nunca deje los mercados.
Creo que conaculta debió llevar su cuerpo a BellasArtes, merecía por lo menos ese reconocimiento postumo ya que en vida poco se le dió. Merecía una beca de creador, tampoco se le dió.
Los gobiernos de este país están endeudados con Zeferino Nandayapa. También con la música tradicional de México.
Mi reconocimiento a su obra, mi dolor profundo por su pérdida.
video

domingo, 5 de agosto de 2012

Lluvia, lluvia y lluvia en la ciudad...

Siempre la lluvia será una esperanza de vida. Las gotas de agua son la pureza más real que significa entre otras cosas, los nutrientes de plantas, el agua que los humanos bebemos, el manantial que se fortalece en las montañas, la transparencia de los actos, la claridad de nuestras ideas, la fortaleza de un río que se crece y se arraiga en su devenir, cómo raíz de grandeza que dota de vida a sus hijos... eso y más es la lluvia. 

Quince años y lluvia puede ser signo de abundancias si hacemos una lectura cabalística, pues crecer en lluvia, en la fertilidad misma, puede traducirse a dicha, alegría, felicidad...

Y la alegría puede brillar desde ahora y para siempre...

 Aun y que algunas se lo tomen a mal, pero en sí unresfriado puede no ser tan grave y una tormenta no debería ser tampoco una tragedia, aunque a veces puede serlo.

 Otros, lo pueden tomar para pretextar su amor y reconocer esa protección posible que es el resguardar a la pareja e hijo en un pequeño risquisio, que aunque se mojen, mostrarán que la protección existe...

 Corre, corre, corre... corre por una causa, por algún buen motivo, por una esperanza. Pero no corras por nada, no corras porq ue el agua está helada, o porque estando ya mojado quieras escaparte de tu vida ausente, vacía, aislada...



 Algunos empleos tienen consecuencias desfortunadas con la lluvia, pero nada que no quite un buen paraguas y un eficaz impermeable.


Y la lluvia recorre las calles como los transeuntes, como la magia de un atardecer veraniego, como la vida misma cuando se fecunda, como una idea que tras un millon de sinapsis nace para construir una obra, cómo la palabra más bella escuchada, como la fuerza de una verdad ante miles de mentiras, como mi amor que recorre las calles y avenidas para encontrar el rostro y los besos de mi amada.
 
El rostro, los besos y los brazos enbolventes de mi bien amada...