viernes, 27 de enero de 2017

FANDANGO DECEMBRINO EN TIXTLA, GUERRERO

En el més de diciembre (2006), apenas hace unas semanas atrás, visitamos por invitación de nuestra amiga Zyanya Analco al barrio de  San Lucas de Tixtla, Guerrero. La sorpresa fue maravillosa al encontrar los elementos de  fandango tradicional de manera tan viva y presente en esta comunidad.

 Las sensaciones de bienestar llegan por todos lados: encontrar a amigos queridos ahi convocados y reunidos; mirar la tarde caer como un bello telón para la noche que venía; mirar las calles de Tixtla y encontrarme con muchas realidades, algunas que no tienen que ver con s¿s habitantes y otras, las que son convocadas por su propia historia y tradición cultural. Tixtla es un lugar de encuentro y solidaridad como pocos he visto. 

En casa de Carlos se fabricaron los adornos del fandango. Estos lucen por si solos sus colores intensos, y  pese a mi daltonismo moderado, me era muy grato mirar los colores que se iluminaban en la tarde invernal, de cielos azules y mirada intensa, de una iglesia (la de San Lucas) que se asoma para ser nombrada una y otra vez como parte de esta comunidad que ha resistido todo y con todo, celebra este bello fandango:



El encuentro  de música y fandango también contó con el apoyo de artistas amigos que brindaron talleres al público de manera gratuita y con la unica finalidad de compartir su experiencia y técnicas. Tal es el caso de Teresa Irene Barrera, Alec Depster y Abraham Flores; artístas de la gráfica y grabadores con una amplia trayectoria en México y fuera de este país. Sus telleres que iniciaron varios días antes al fandango, realizaron la escenografía que lo ambientó.


Esta por de más decir que los temas son relacionados a la gran tradición dancistica y musical de Tixtla. Sus tigres son la escencia de un mito que se diluye y que representa a parte de la creación no solo de este pueblo, sino de mesoamérica...  



Abraham Flores y una de sus alumnas destacadas en este taller, Melissa Dircio, quién convivió y compartió el ambiente de abrazos y comunidad del momento.



El Tigre... 


Alec, concentrado... 

Un alumno del taller...


Los arreglos en casa de Carlos.



Un rayo de sol despide a los arreglos, augurando una bella noche y brindando su calor que cobijará con alegría a el cielo que se formará con ellos, encima de músicos, bailadores, gente asistente y organizadores... y así fue.


Otro de los talleres fue el ofrecido por el grupo de Tierra Caliente, Chaneque. Amigos muy conocedores y academícos de la música tradicional de esos lares, además llegaron otros amigos que festejaron el encuentro con el bautizo de esta arpa. El dibujo es de Abraham Flores y el padrino es Alejandro de la Rosa, quien compartió muchos sones y alegría en el encuentro. Al fondo otro amigo y estudioso de las culturas tradicionales, Jorge Amos. 

Bautizando a "El Arateño". Alejandro derrama gotas de mezcal mientras David Duran observa. David es un gran bailador, musico, promotor y más de la música Terracalenteña.  

Y por si fuera poco, junto con Chaneque, Josué Maceda y David Durán, junto a los talleristas,  nos regalaron unas "Funciones" de Arteaga Michoacán, que son bailes tradicionales religiosos usados para invocar a la lluvia en Mayo.... Ritual muy interesante que nos conecta con tradiciones mesoaméricanas de petición de lluvia! Dedicaremos en próximas fechas algunos ejemplos completos de esta tradición. En la propia Arteaga.



Y el Fandango en Tixla inicia. Debemos decir que este fandango fue un homenaje a Alvino López Nava, quién es además cubierto con la envestidura de Tigre Mayor por ser representante de otra tradición de danza tradicional y representativa de esta región.

Al fandango se inscribieron más de cuarenta grupos, y no son todos los que hay en Tixtla.
Ese hecho hace ser a esta región como una zona cultural de gran trascendencia.
La música de Tixla se baila con paños, un estilo usado en Arteaga, Michoacán; pero también en Perú y en algunas regiones españolas. Esta cercanía de la danza hace pensar en los vínculos comunitarios de identidad que nos unen con muchos pueblos.


Me maravilla que las bailadoras u bailadores del barrio asistan a los fandangos. Desde niñas, su atuendo es el que requieren para un evento en estas tierras. Observé como las bailadoras asistían al evento en compañia de ssus familias y los bailadores pedían permiso a estas para permitir bailar con la hija. Observé la diversidad de edades y la escrupulosa manera de asistir a un ritual comunitario llamado fandango. Vi también a una bailadora que brindaba mezcal, era doña Chaguita, que rememoraba compartir y departir en el fandango su maravillosa tradición.







Otros amigos que por ahí llegaron a este festejo son Pavel Romero, Balam Ramos Cruz, Carlo Prieto, Alexis Rivera, quienes interprtetaron magistralmente música de La Huacana, entre otras de Tierra Caliente Michoacán.  Aqui una grabación durante este evento: https://www.youtube.com/watch?v=DFQ0R6xe94o


 El baile de tabla de Tixtla, por ser ejecutado sobre madera o en tarima, tiene diversas coreografías que representan, como muchas danzas tradicionales, las relaciones de las personas con su entorno social y natural.

También departimos los amigos y conmemoramos el hecho de re-encontarnos, de convivir nuevamente y disfrutar de la música y el baile...
Otros amigos que asistieron son: Cloe Xochitl Pérez, quién la vemos bailando e integrante del grupo Chaneque Son. También Ana Alanís, primer violín del mismo grupo y la vemos bailar muy seguido también; Elizabeth Avendaño y Daniela Olmedo son igual musicos de este grupo de músico tradicional, les invito a ver un enlace con unas entrevistas realizadas a algunos de sus miembros:
https://www.youtube.com/watch?v=Uo_-OT61kMw




No puedo dejar de mencionar a las promotoras culturales (de izq. a der:) Ana Zarina Palafox, Zyanyia Analco (organizadora de este evento) y a Gloria Trujano. Ellas son un grupo de maravillosas mujeres que han dedicado su quehacer a sembrar y revitalizar tradiciones, la palabra, a la música y la convivencia de pueblos hermanados por el son. Zarina impartió su taller Jugando con la Rima,, además de conducir el evento;  y Gloria impartió un taller de  música y zapateado de Son Jarocho y participó en el fandango. Un abrazo queridas hermanas!!!

Posdata necesaria: al encuentro asistió también mi querido amigo Josafat Nava, promotor de la música y danza tradicional, además de ser  director del Tecolote Tradicional de Arcelia Guerrero, quién también ofreció una conferencia magistral y participo de modo intenso en todo el encuentro.


jueves, 2 de junio de 2016

Urbe: centro y ombligo de un universo llamado México. Parte 1


La lluvia es, tal vez, la remembranza más antigua de un acontecer civilizatorio; ya que sus ciclos procuraron establecer vínculos entre el hombre y el cosmos; entre la tierra y el cielo, entra la vida y la muerte...
La lluvia es la visión antigua de un mismo ser que recorre mesoamérica!

 Y la soledad es tangible? Es palpable y cuantificable? ¡no, como crees! Las jaulas de la vida moderna no existen, son tu imaginación...




domingo, 6 de diciembre de 2015

LA URBE COMO ESPACIO VITAL...


La biblioteca Vasconcelos, una mirada interior a sus niveles.

 La ciudad y sus tiempos... La convivencia de las épocas integradas en la urbe, herencia que se refleja en los modos de vida y la cultura propia del habitante de la ciudad. Tlalelolco es ahora el escaparate de convivencia. La unidad habitacional del  mismo nombre, el templo que está erigido sobre la antigua ciudad prehispánica de Tlatelolco.








martes, 3 de noviembre de 2015

De nuevo por la Huasteca y Sierra Gorda

Un ritual en un antiguo centro ceremonial puede significar simplemente el milagro de sobrevivir para estar aquí en este momento y agradecer a las fuerzas de la naturaleza, a las acciones civilizatorias de los humanos y ancestros; así como a las deidades que dieron fuerza para recrear estos espacios y esta vida en la forma de expresiones asociadas a la religión, al arte, a la conformación de culturas... 

La música, como parte de esta vasta obra civilizatoria, representa la armonía entre el pensamiento y la imaginación, entre la inteligencia y los sueños, entre los sonidos de la naturaleza y los que los humanos a través del devenir de la vida hemos construido para fortalecer nuestra especie...

 El dar se representa de muchas maneras. Dar afecto, dar alimento, dar convivencia... recibir es así la contraparte esperada y la reciprocidad forma lazos comunitarios fundados en simples tradiciones que recreamos a veces sin darnos el tiempo de reflexionar. Un zacahuil en Monte Verde es el momento para entender la forma que los pueblos pueden siempre subsistir...


 La música, siempre la música y sus variantes.

Y el juego? La otra manera de sobreponerse a la adversidad y al caótico desorden de los tiempos presentes...



 Un niño se esconde de mi cámara.

Llamando tras los muros para intentar pasar desapercibida. Lo que pasa en cambio sin ser visto, es el consumo disfrazado de necesidad.

Y en Xilitla, los domingos de huapango son el modo de alegrar, convivir, entablar una charla, mirar a la gente en su gustoso zapateo huasteco.